octubre 16, 2011

En el FLUC


Ayer pase por la Feria de Libro Usado y Cultura de Santo Domingo. Tengo para decirles que entre el viernes y ayer se llevaron la mayoría de los libros. Los mejores libros. Arrasaron!!! Y cuanto me alegro :)

Pero en el club Mauricio Báez no solo había libros. A la entrada me encontré al llegar en la tarde de ayer a un grupo de jóvenes artistas, incluyendo mi hermano Wilson Romero, decorando unos tanques con originales imágenes cargadas de buenas y sugerentes ideas.

Mis acompañantes y yo fuimos invitados, sin demora, a ir al salón de audiovisuales para ver la proyección de la película Jean Gentil, una valiente exposición sobre las vicisitudes de un inmigrante haitiano en nuestro país. Para mi gusto, fue algo lenta en algunas partes, abusando de las escenas sin diálogos, aunque he de confesar que está técnica fue, en general, bastante eficiente para la sensación de ahogo y sin sentido del protagonista. Algunas fallas técnicas de iluminación también afectaron la compresión de algunas situaciones.

Luego, pasamos al segundo nivel del club. Mesas con cajas bien organizadas de libros y revistas. Mucha narrativa. No encontré nada de poesía. Me alegro muchísimo ver a Cristal Fiallo, una de las organizadores y el espíritu que dio vida a Jornada por una Navidad Feliz. Su alegría, trabajo y conciencia social es contagiosa. Doy gracias a la vida porque esa chica exista. Converse con algunos de los voluntarios. Un grupo acogedor y trabajador, muchos de ellos, conocidos de otros espacios en que han sido también voluntarios.

Compré y mucho. Uno de mis tesoros encontrados: Decamerón, de Giovanni Boccaccio. Años buscando ese libro. Lo encontré una vez. Costaba 1,800 pesos. Lo compré a 200 pesos en el FLUC.

Ya en la noche, los chicos del Grupo Literario El Arañazo hicieron un espacio de lectura.

Lamento algo. Que a pesar de la masiva promoción, la gente no respondiera con un apoyo más significativo. Se hacen los esfuerzos para crear los espacios, los que tanto dicen que hacen falta, y al final no se apoyan como se espera. Vi muchos rostros conocidos, las mismas personas que veo pasearse en estas actividades. Poco rostros nuevos, nuevos curiosos.

Pero hay que seguir alimentado estos espacios, insistir y perseverar.

Felicidades al equipo de FLUC.

1 comentario:

Sonia dijo...

Es una hermosa iniciativa. Me alegro de que exista, y no te preocupes que la gente aparecerá con el tiempo. Los proyectos que valen la pena siempre cuesta forjarlos. Adelante y sin desanimarse.

El Decamerón un libro inolvidable, una prosa revolucionaria que se esparció por toda Europa, y que dejo gran influencia en escritores españoles, especialmente en Cervantes -especialmente en Las Novelas Ejemplares.

Lo leí hace años y me gustaría volver a leerlo.

Abrazos y vamos a ver si ponemos manos a la obra con la propuesta de Víctor Manuel.

Abrazotes.