diciembre 30, 2011

Resumen literario 2011

Como desde hace tres años (si no me equivoco) reseño de una manera particular las incidencias literarias del año. Esta vez le pedí a algunos amigos escritores y periodistas que lo vieran a partir de dos premisas: los libros leídos este año y el acontecimiento literario que consideren relevante.

Aquí sus respuestas.

Taty Hernández (escritora y gestora cultural): Uno de los mejores libros que leí durante 2011 fue la novela "La fugitiva" de Sergio Ramírez, que es la historia novelada de tres mujeres de Costa Rica que vivieron y lucharon contracorriente en una sociedad con muchas limitaciones. Te la recomiendo. ¿Un hecho literario de 2011? Por supuesto que puedo nombrar otro que no sea el Festival de Poesía en la Montaña".



Mitri Jiménez (periodista y editora cultural de la revista Mujer Única): He leído para sorpresa mía siete lib ros (y mal contados). Entre ellos: El yacusa de mi corazón de Marnie Forestieri. Creo si no fuese por ese título estoy segura que hubiese tenido más lectores porque la historia gira entorno a la trata de blancas y a la mafia japonesa conocidos como Los Yacusa. El fantasma de Canterville y otros cuentos de Oscar Wilde. Yo creo que la vida de este autor es mucho más interesante que sus sarcásticas historias, aunque me encanta la forma en cómo escribe: Simple y directo.

El sueño del celta de Mario Vargas Llosa. Como ya te dije, no pude terminar de leerlo. El ruido de las cosas al caer (Premio Alfaguara 2011) de Juan Gabriel Vásquez. Estoy acabando de leerlo, tiene algunas escenas que te involucran de tal manera a la historia que no quieres dejar de leerlo, pero entonces Puff! chocas contra la pared y te das cuenta de que escribió muchas cosas para alargar el libro. Insisto en que El arte de la resurrección de Hernán Rivera Letelier (Premio Alfaguara 2010) es uno de los mejores que ha ganado y eso deja fuera a mi amor platónico Andrés Neuman con su Viajero del siglo, con eso te lo digo todo.

A sangre fría de Truman Capote. Simplemente excelente aunque el final me dio a entender que después de tremenda joya, no sabía como acabar. Me decepcionó esa parte. Yo lo hubiese dejado hasta cuando cuelgan a los chamacos. En fin, él es famoso, no yo. Santa María del Circo de David Toscana. Sin palabras. Muy bueno, te lo recomiendo. Confesiones de un guionista de Marcio Velez Maggiolo. Me ha parecido de lo más aburrido. Todavía no entiendo la fama que tiene ese señor Ufff!

Para mí el hecho literario más importante de 2011 fue cuando le entregaron el Premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa. Lo increíble del caso, es que los dos libros que he empezado a leer de él (La fiesta del chivo y El sueño del celta) no me han gustado para
nada y no me han motivado a seguir leyendo nada suyo. Quien sabe si en 2012 cambio de parecer.


Víctor Manuel Ramos (periodista y escritor) Al ver la lista de libros que leí este año también me doy cuenta de que, a excepción de «El sueño del celta» de Vargas Llosa, la literatura que leí (o releí) es de otros tiempos y es mayormente en inglés. La novela de Vargas Llosa no me gustó para nada, como ya sabes.

La obra de ficción que más disfruté fue «Winesburg, Ohio» del estadounidense Sherwood Anderson. Había leído ese libro antes, pero en fragmentos. Esta vez fue el libro que me acompañó en plena mudanza (la navidad pasada) y lo terminé entre el camino y Nueva York. Es un libro entre cuento y novela escrito a principios del siglo pasado, pero que sigue transmitiendo imágenes prodigiosas sobre la vida en un pequeño pueblo norteamericano. Yo lo considero el Pedro Páramo estadounidense.

Terminé de leer «The Shining», un libro de horror de Stephen King que había dejado sin terminar hace años y, aunque no me gusta el género, esta vez me pareció apropiado para los días claroscuros de muchas nevadas. Me pareció bien escrito. Leí a Milan Kundera en inglés, «The unbearable lightness of being» (La insoportable levedad del ser), y ni me impresionó ni me decepcionó. Me pareció un libro increíblemente leve. Aparte de esos, leí a Tom Wolfe, Oscar Hijuelos, Ayn Rand y una novela española de alguien que conozco, Gerardo Piña-Rosales. Estoy leyendo «Las mil y una noche» de manera esporádica. Releí mucho Neruda.

Imagino que incluyes poesía en tu pregunta, y ahí si tengo un libro que leí (y sigo leyendo) y que debí leer hace mucho tiempo, y seguiré leyendo por mucho tiempo. Ahora vivo en el pueblo donde nació y vivió parte de su vida Walt Whitman. Por eso me enfrasqué en su «Leaves of Grass» («Hojas de Hierba») y no lo he podido soltar todo el año. Había leído fragmentos de su poesía épica, pero nunca de principio a fin. Mi esposa me regaló una versión anotada de su libro (con las distintas ediciones) y estoy con ese mamotreto desde febrero, comparando los cambios que hizo de edición en edición (me sigue gustando el original). En resumen, creo que esa obra revisada y vuelta a revisar de Whitman es la literatura que más me ha afectado este año – y yo normalmente no leo tanta poesía. Ya ves, he estado habitando otros siglos.

En libros que no sean de ficción, recomiendo muchísimo «The Immortal Life of Henrietta Lacks» (o «La vida inmortal de Henrietta Lacks») por Rebecca Skloot. Una obra maestra que trata de genética, ética e historia racial, y el primer libro que he leído completo en versión digital.

En cuanto a hechos literarios, no sé decirte porque no sigo mucho esa chismografía. Lo que sí pienso es que estos son los años del libro digital y que con el tiempo se reconocerá el inicio de esa revolución.


Juan Dicent (escritor). Hola niña, en mi último post puse algo de eso. www.blogworkorange.blogspot.com









Néstor Medrano (periodista y escritor). Te diría El Sueño del Celta, pero sabes que estoy muy contaminado y con Mario Vargas Llosa no puedo ser objetivo. Además, por razones que no es factible debatir aquí, he vuelto a la literatura de años anteriores. He regresado a los clásicos. Sobre todo estoy inmerso en la lectura de la historia dominicana comprendida en el período del descubrimiento y conquista de América. Estoy leyendo a Frank Moya Pons y su Historia del Caribe, estoy con Bosch y la Composición Social Dominicana y estoy con Franklin Franco y su Historia del Pueblo Dominicano. Sin embargo, tengo en turno Solo Cenizas Hallarás de Pedro Vergés, que es cuanto a Literatura eso que se busca para quien quiere ver una prosa de las de antes. Hecho literario: El Premio Nobel de Mario Vargas Llosa.



Sonia Tejada (maestra de literatura). Necesito un timpieto para los libros; y el acontecimiento más importante creo que lo más importante, para mí, fue que le dieran a Nicanor Parra el Cervantes. Personalmente, me gusta mucho su irreverencia poética, disfruto sus anti-poemas y su admirable trayectoria. Un premio merecido, justo.






Frank Báez (escritor) De la novela publicada este año la que más me gustó fue Historia de Simona de nuestro amigo Dario Jaramillo; de la novela traducida publicada este año El Mapa y el Territorio de Michel Houellebecq; de poemarios publicados este año Esteparia de Natalia Litvinova y White Egret de Derek Walcott, que es de finales de 2010, pero mi versión paperback es de 2011; de ensayo traducido publicado este año, La folie de Baudelaire de Roberto Calasso. El hecho literario del año es el descuento de 70% en Thesaurus.



Luis Reynaldo Pérez (escritor y editor): Novela: El ruido de las cosas al caer de Juan Gabriel Vázquez. Poesía: Poesía reunida de Stella Díaz Varín y Caballos en Praderas Magentas de Ernesto Lumbreras. Ensayo: Alfabeto de las esfinges de Adolfo Castañón.Hecho literario: La concesión del Cervantes a Nicanor.

diciembre 20, 2011

Hoy cumplo años

Hoy cumplo años.

Nací a las 8:45 de la noche en la Clínica Santa Ana, en Caracas, Venezuela. 1980.

Hoy mi madre me llamó pocos minutos después de esa hora, para cantarme cumpleaños.

He recibido más cariño de lo que me imaginé en este día.

Estoy enamorada. Me aman y amo.

Vivo y muero.

Sonrío.

Gracias a la vida.

Esta canción me hacer recordar que ese vida se renueva cada día, hasta que desaparezca.

diciembre 02, 2011

La "antipoesía" de Nicanor Parra y el Cervantes

El jueves, primero de diciembre, amanecimos con una buena noticia: El "antipoeta" Nicanor Parra ganó el premio Cervantes.

El antipoeta que es poeta, porque lo es. Nunca he tenido una acercamiento real a su poesía. He leído uno que otro poema. Algunos me encantan, otros (la mayoría de los leídos) me dejan indiferente. Indiscutible, si, su influencia en la literatura latinoamericana y lo que su antipoesía significó como ruptura, como coscorrón a la cabeza de muchas cuadras poéticas.

Tendré que leerlo ahora con más interés.

De paso me entere, a raíz de este premio, que es hermano de la recordada compositora y cantante Violeta Parra. No, no lo sabía.

Comparto con ustedes el perfil y casi entrevista que hizo la admirable Leila Guerreiro de Nicanor Parra. Según he leído, a Parra no le gusta dar entrevistas.

De sus poemas, uno que me gusta.

El hombre imaginario

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios.

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario.

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario.

*Foto de Nicanor Parra: Claudio Pérez