febrero 19, 2010

Los puentes de Mudanzas

He de creer, y me lo creo, que los poemas tienen la particularidad de hacerse de una vida propia cuando les das carnet de independencia e identidad en un libro (o en un blog). Mi poemario Mudanzas ha sido recibido y reseñado por muchas personas que han encontrado en él uno que otro puente. Así que comparto con ustedes algunas cuentas de los puentes cruzados por esos hijos independientes y agradezco el recibimiento de ellos.

En esta semana dos blogs amigos dieron su espacio a Mudanzas. El primero, Naiboa Literaria, una bitácora administrada por los escritores Franklin Peralta y Jean Suriel, publicó el poema Destiempo. Pueden ver la publicación y conocer esta interesante bitácora aquí.

Mientras que hoy desperté con la sorpresa, luego de leer un mensaje, de la publicación de una reseña y pequeña entrevista sobre Mudanzas en el blog Las palabras son mis ojos. Gracias, Graciela.

Y, aunque sé que con algo de atraso, no quiero dejar fuera dos reseñas. Una realizada en mayo pasado en la revista U por la periodista Elvira Lora y una bella y novedosa publicación de tres de mis poemas en la revista Lengua. Aquí les dejo las imagenes de ambas.

Pueden leer la referencia de la revista U dando un click a la imagen de la izquierda y ver de mayor tamaño las de la revista Lengua dando un click en las imagenes colocadas abajo. En dos de ellas no se puede leer bien el texto, así que también la pueden ver, con mucha más nitidez en la versión digital de la revista Lengua aquí

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Todo eso no ocurre por casualidad.
Sino por calidad.
Te felicito.

Besos.

gonzalo dijo...

felicidades por tanto reconocimiento.

besos desde el sur.

Franklin P dijo...

Estimada Argénida,

Naiboa Literaria es interesante
porque le regalas un instante
y un poema apasionante.

Gracias mil.

Franklin y todo el equipo de Naiboa Literaria.

Argénida Romero dijo...

Toro Salvaje: Gracias

Gonzalo: Gracias. Pase por tu casa virtual. Buenas letras. Ah, me encanta el sur, de ahí vengo.

Franklin: Gracias por el apoyo, Franklin.