noviembre 05, 2008

Huida




Me fui antes de las lágrimas y las preguntas
dispuesta al olvido
con el testamento de tus labios
cosido al ruedo de un bostezo.
Cerré las ventanas
(la puerta nunca existió)
me desvestí la piel, ajada de tanta espera,
cancele los abriles
y te deje, por si lo necesitas,
el insomnio desgastado de mis sabanas.

9 comentarios:

Emmanuel_Br² dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Themys Brito dijo...

¡En cuántas cosas nos pones a pensar! En adioses y amores prohibidos o sueños que nunca se cumplirán...
Un abrazo.

Emmanuel_Br² dijo...

Comentario, bueno, sólo quería comentar.


me gustaron mucho las imágenes.

Malasombra dijo...

va el saludo por tu poema!

Franklin P dijo...

Demasiados son los abriles que nos han cancelado.

Baakanit dijo...

"Me fui antes de las lágrimas y las preguntas"

Irse antes de esas cosillas no es cobardía?

;)

Saludos

Rosa Silverio dijo...

Me gustó mucho el poema, Argénida. Ya sabes lo que te dije. Sobre todo me gustó el verso entre paréntesis, con todo y paréntesis.

Abrazos, amiga.

Argénida Romero dijo...

Themys: La poesía tiene esa magia.

Emmanuel: las palabras siempre con sus cosas, no?

Malasombra: gracias por tu visita

Franklin: y los que faltan...pero siempre sobrevivimos.

Engels: Todo depende. En ocasiones es sólo una decisión inteligente.

Rosa: Amiga, a veces las aclaraciones tienen tanto peso como lo obvio.

abrazador dijo...

Hola, Argénida.
Genial brevedad que capta el momento en su total magnitud.
Un abrazo.

Adrian Morales
http://abrazador.wordpress.com/