abril 04, 2013

Deriva


Nada lo predijo
no vi ninguna señal 

que advirtiera la sentencia del pequeño cataclismo
del monstruo que habitaba su boca

que me salvará 
de mí