enero 26, 2011

De los días

Uno. Mudanzas aun anda dando tumbazos y buenos recibimientos. Estuve hoy en el programa radial Sobre un par de Tacones, que conducen Hilda Arzeno y Honey Estrella. Un momento genial con una entrevista muy original, era como sentirse en casa hablando con amigos. Ahí estuve charlando sobre mi poemario y sobre literatura. También estuvo invitado mi colega y amigo Isaías Ortíz, quien habló sobre tecnología y el proyecto web religioso Viva la Fe. Buen programa para animarse las primeras horas de las mañanas. Gracias mil por la invitación.

Dos. Este viernes el escritor Frank Báez presentará su poemario Postales, con el que ganó en el 2009 el Premio Nacional de Poesía. Parece que el Ministerio de Cultura no le interesó republicar este libro, que bastante controversia causó cuando fue premiado porque al parecer el "círculo culturoso" de este país tiene un criterio...diría cerrado...sí, todo lo encierra en un mismo circulo de personas.

La presentación será en el Centro Cultural de España, a las 7:00 de la noche. El poemario ha sido editado por De a Poco, una nueva editorial que busca hacer nicho en un ambiente en que se necesitan (con urgencia) buenas editoriales. Felicidades, Frank.

Tres. Hace dos semanas el escritor Reynaldo Pérez puso a circular el segundo número de la revista literaria digital Luna Insomne. En este número aparecen algunos de mis poemas, en una selección en la que figuran Patricia Minalla, Frank Báez, Cristiane Grando y Merkiseded Avelino. Gracias Reynaldo.

Cuatro. ¡Se me olvidaba! Jeanette Miller ganó el Premio Nacional de Literatura. Merecídisimo. Una escritora de verdad, grande en lo que escribe. Maravillosa.

2 comentarios:

Sonia dijo...

Uno, dos, tres y cuatro :-). Todo muy interesante, amiga. Estás muy activa. ¡Te felicito!

No tengo la suerte de haber leído a la señora Miller, ya la he puesto en la lista de espera :-).

Argénida Romero dijo...

Haciendo camino al andar, amiga. :)

Te mande por correo de gmail el poema de Jeannette que más me gusta. Veré si puedo conseguir uno de sus poemarios (aspiro que al menos ahora Cultura se moleste en hacerle una merecida antología) para enviartelo.