diciembre 03, 2010

Un hijo con suerte

¿Recuerdan que les mencioné que un poema mio había sido preseleccionado en un concurso?


Quedo finalista y, al parecer, soy la única mujer del grupo de 22 escritores.


No lo niego, me emociona la selección como finalista de este hijo con suerte. Lamento, en parte, ser la única mujer.

Aquí la selección de finalistas del I Premio de Poesía Internacional Addison de Witt

7 comentarios:

Yalo dijo...

¡Ahhhhhhhhhhhhhhhh, soy seguidora de ese blog! Y ellos son súper exigentes. Es una gran noticia, Arge. De verdad. El concurso había generado mucha expectación entre los lectores. Congra y abrazos,
Y.

Jeanne dijo...

Pues felicitaciones!!!! y para que no sea una sola mujer jiji a la otra nos avisa jajaja...
Saludos como siempre desde Perú.

Sonia dijo...

Felicidades nuevamente. ¿Por qué lamentas ser la única mujer? La poesía se mide por su calidad no por el género de quien la escribe. Así que nada, pa'lante y a seguir abriéndote camino... por tus propios méritos y no por tu género :). Tú poema su seleccionado por su calidad sin reparar en que eres mujer. Eso me llena de orgullo :)

Abrazos

Argénida Romero dijo...

Yalo: Mija, la primera sorprendida he sido yo. Viste los comentarios? Si que es exigente la gente. Y si, es gente bastante exigente con eso de la poesía. Yo a veces me quedo con la boca abierta de como dejan sin patas la mesa de muchos concursos literarios.

Jeanne: Te avisaré. Por cierto, espero después de la rifa del poemario que podamos intercambiar el tuyo y el mío.

Sonia: Tienes razón. Si supieras que no me detuve a pensar en eso, quizás por ese purito de "feminismo" que a veces se me cuela. Abrazos.

tajalapiz dijo...

Te descubrí en los finalistas del concurso y pasaba a decirte que me ha gustado mucho tu poema, además creo que puedes sentirte orgullosa por ser la única mujer, (algo que en sí, resulta preocupante).
Saludos

Argénida Romero dijo...

Hola Tajalápiz (Leonardo, me gusta el nombre). Bueno que te haya gustado, que hayas encontrado un puente con ese poema.

Sentirme orgullosa, me siento. Pero sí, es preocupante el hecho de que sólo una mujer haya quedado entre 22 finalistas. Los del blog dicen que no enfatizaron su decisión en el género, sino en los poemas. Algo que me vuelve a preocupar...

¿Somos malas poetisas? No sé, pero mi lamento va más por ese sentido. Claro, no debo generalizar, pero la cuestión queda latente.

tajalapiz dijo...

Argénida, por un lado me parece bien que el concurso sólo atienda a la "calidad" (con todo y lo subjetiva que pueda ser), de eso se trataba. Habría que mirar si hay muchas mujeres que participaron también y leerlas para ver. Pero es verdad que, por otro lado, la ausencia de mujeres en el palmares global de la poesía deje tanto qué desear, cuando hay muchas de primerísimo plano y la mirada femenina (aunque descreo bastante de la diferencia de géneros en la escritura) puede aportar un sesgo y un matiz esencial en la visión del mundo.
Pero, claro, lo que importa es escribir bien.
Un saludo desde Francia