septiembre 15, 2008

Perdida


A veces, no soy
y me pierdo porque quiero
y queda esta ausente levedad de carne
que deambula
respira
duerme
llora
sonrie
que está lejos de mí
que me da la espalda
y camina
dueña del reverso de mis palabras.

Venus en el espejo. Velázquez

10 comentarios:

Franklin P dijo...

!Excelente!!

MiguiMix dijo...

muy hermoso el poema...

Miguel A. Rojas H. dijo...

Aveces tambien nosotros mismos no somos,
recuerda que somos razon, consciencia y ego.

Nuestro Ego nos domina en muchos sentidos, casi en todos, pues el es mountruo, que hace y deshace.

Y cuando estamos en sí, cuando sí somos, nos da lástima nuestra misma persona de lo que nosotros mismos hicimos, y que al razonar decimos por dentro, pero que hice, que he hecho.

Miguel A. Rojas H. dijo...

Lo que me referia era que somos dominados por el ego y casi nunca estamos en la verdadera consciencia

DrLacxos dijo...

creo que es mas duro no ser que ser, o ser cuando uno no es, no se si me entendiste!, pero ese es el dilema!

Rosa Silverio dijo...

Me ha gustado, Argénida, sobre todo este verso:

"y queda esta ausente levedad de carne..."

Besos.

Ginnette dijo...

Esa también es mi frase favorita:
"y queda esta ausente levedad de carne..."
Precioso poema.

Oggi dijo...

A veces descubro buena poesía.

Me ha gustado mucho su página.

Saludos.

JCarlos dijo...

Hola!!!

Buen texto

Gracias por tu visita a CineArte, muy atinados tus comentarios!!!

Baakanit dijo...

"y queda esta ausente levedad de carne
que deambula
respira
duerme
llora
sonrie
"

A veces tenemos esos días en los que ponemos el cuerpo en piloto automático, nos salimos de él, y lo observamos moverse como autómata.

Saluditos