mayo 05, 2006

Un libro

Me atrapa bajo el susurro de los secretos que guarda en su vientre. Acaricia mis manos, mientras un bullicioso color se derrama en su silencio, y descubro más allá de mí, el sabor de otro canto, que despacio y sin aviso, se cuela en mis pupilas.

Ahora desaparece mi frontera. Abro mis puertas y recibo los pasos lejanos de las palabras, las mías y las ajenas, que llegan llanas, transparentes, encendiendo las sombras. Las tomo prestadas, las ensarto a mi voz, a mi presente.

Paso a paso, nacen alas en mis dedos y viajo en la tinta que, esparcida en su horizonte, conmueve mis certezas. Y soy viento, música, lamentos, sonrisas…y regreso, cargada de flores, para reencontrarme en el punto final de su última página.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente poema .....sigue asi y llegaras lejos..

tu hermena
tete

baakanit dijo...

"Paso a paso, nacen alas en mis dedos y viajo en la tinta que, esparcida en su horizonte, "

Muy bellas tus letras, tus dedos tienen más que alas!