agosto 03, 2007

Justicia

En estos días en que la Justicia se viste de gala, por fuera, y se pudre, por dentro. En estos días de expedientes muertos. En estos días de fugitivos y condenados. En estos días de equilibrada parcialidad. En estos días aciagos de tinta moribunda y programados silencios...

En estos días he decidido hacer justicia por mi cuenta. Enjuiciar las ambigüedades que duermen a mi lado, condenar a cadena perpetua la certeza de mis respuestas, exonerar las rebeldías y, por qué no, dejar en libertad bajo fianza la incertidumbre de mis preguntas.

Así, tal vez, pueda sobrevivir al oprobio de estas horas y contagiar al que llora a mi lado. Quizás sea la única forma de sobrevivirnos, para que algún día podamos escribir Justicia a tinta viva y anunciarla a grandes voces.

Voces que claman

7 comentarios:

luima dijo...

no hay garantias en este pais

rob dijo...

Justicia algo raro en este pais!!!

Alguien dijo...

Justicia, bañate de ella, cada rincon de tu ser. Ella y la misericordia te llenaran de las herramientas para estar por encima de lo que se ve en estos dias.

Romina Alejandra Vásquez dijo...

Me siento muy identificada con tus palabras. Es díficil vivir en un país donde la justicia es ciega y tantas personas sufren por la ineficiencia e indolencia de los que tienen el poder en las manos.

Ocip dijo...

excelente como sabras la justicia dominicana solo se le aplica a los desamparados y los verdaderos injustos y maquinadores y nisiquiera se les toca un pelo

es esa la realidad de nuestro pais

Rom@&ris dijo...

Es lamentable pero así es nuestra justicia, ciega para unos pero con los ojos abiertos para otros.

Me ha encanantado tu blog, te busqué y hoy di contigo.

Un placer conocerte y leerte

Saludos

Anónimo dijo...

Eres tan bella...