junio 19, 2006

Canciones

En estos días, por alguna razón, he vuelto a recuperar el susurro olvidado de algunas canciones…la de la lluvia cuando acaricia tu piel, la del horizonte cuando enciende tus suspiros en el ocaso, la de la sonrisa del que contigo va, la del abrazo que estrecha tu tristeza, la de la lágrima que acompaña tu soledad…

La vida esta llena de esas canciones que se nos escurren entre las sombras, y nos hacen efímeramente eternos cuando, aupados por su ritmo, somos capaces de ser más allá de nuestra armadura.

3 comentarios:

Lenin dijo...

como siempre, con cada lectura disfruto una inmensidad; es gratificante saber que estas ahi escribiendo y deleitándonos, no detengas, continua siendo mi inspiración

Tu amigo Oriolis Cantalicio

Evelin Peguero dijo...

Ar, la verdad es que eres la inspiración de muchas personas. Sólo hay que leer tu blogs para darse cuenta de la excelente persona que eres, si sólo leyera tu blogs no tendría que conocerte, pero tengo el privilegio de hacer las dos cosas. Que Dios te siga llenando de bendiciones y que consigas un hombre que te sepa apreciar y valore la gran persona que eres. No me equivoqué en decir que eres mi Angelito ahora es inspirador. Un beso

Beatriz Medina dijo...

Argenida, siempre te digo que hasta el nombre de escritora famosa tienes desde que viniste al mundo...echale ganas!